Vidente sin Cartas

vidente sin cartas

Las preguntas e interrogantes que tienen las personas, hacen que estas se concentren en buscar la forma de responderlas. Hay muchas maneras de entender qué es lo que está ocurriendo y una de ellas es consultando a una vidente sin cartas.

La videncia natural sin cartas, es interesante para muchos que no comprenden cómo puede darse sin las barajas, pero lo cierto es que los videntes sin cartas, sí existen.

La mejor vidente: Marta San Juan

ola mi nombre Marta Sanjuan es nací en Murcia hace 45 años. Con una sola tirada soy capaz de predecir tu futuro inmediato, sea cual sea tu pregunta, soy muy precisa en mis predicciones. Déjame acompañarte en la búsqueda de respuestas a aquello que te angustia, no te arrepentirás

La videncia con cartas

La videncia con cartas, es una de las actividades más antiguas de la historia. Esta consiste en interpretar, en el caso del tarotista, las cartas que van saliendo del mazo, que indican aspectos de la vida de una persona y ayudan a predecir su futuro.

A estos objetos, que tienen la finalidad de ayudar o mejorar la percepción del vidente, se lo conocen como mancias. Dependiendo del vidente, puede o no usar estas herramientas durante su predicción. Los caracoles, bolas de cristal, péndulos, el humo del tabaco y otros más, son frecuentes en sesiones de videncia.

Las cartas no muestran partes del futuro de manera exacta, son solo representaciones. Los videntes, deben tener la experiencia y el conocimiento suficientes, para entender lo que las cartas quieren transmitir, sin equivocarse.

Esta información, la recibirás tú, alguien que está esperando respuestas certeras, por eso es tan importante que visites o consultes a los videntes más recomendados o a los que parezcan más sinceros.

¿Cómo funciona la videncia sin cartas?

En el caso de la videncia sin cartas, los videntes pueden percibir la información de otras maneras. Muchos, sobre todo aquellos que ofrecen sus servicios por teléfono, se dejan llevar por la voz de sus clientes, y la energía que perciben de ella, es lo que reciben de las personas que los están consultando.

La videncia sin cartas no tiene un horario establecido y no puede controlarse, como cuando se usan las cartas. El vidente médium sin cartas, no sabe cuándo le llegará una revelación y tampoco puede forzarlas.

Este tipo de videncia sin cartas, es similar a la videncia sin preguntas, donde los videntes también establecen conexiones importantes, que van más allá de los 5 sentidos.

Beneficios de la videncia sin cartas

Los videntes fiables sin cartas, son personas que invierten su tiempo en mejorar la habilidad que tienen. Al no emplear objetos, como las mancias, para canalizar sus visiones, tienen que ser mucho más eficaces que los demás.

La información que le proporcionan a sus clientes, debe ser la indicada, por lo que deben interpretar bien y retener información, dos cosas que solo se dan con el tiempo. Esto es uno de los beneficios de la videncia sin cartas, la preparación de los clarividentes.

Mientras más se esfuerce el vidente, mejor será su predicción y tú podrás obtener los datos y consejos que realmente se adapten a tu situación y te ayuden a conocerla un poco mejor.

Un clarividente sin cartas, puede ayudarte a entender las cosas difíciles por las que estás pasando.

Algo que llama mucho la atención de las personas, es saber lo que vendrá. Conocer el futuro, es siempre tentador, un vidente de nacimiento sin cartas, sabrá cómo expresarte las cosas que, probablemente, estén por venir.

La preocupación, el nerviosismo, la tristeza, la ansiedad y la desesperación, son elementos presentes en la vida de todas las personas. Pueden deberse al estrés que vives día a día, a la negatividad que te rodea o a los problemas o situaciones que solo complican más tu vida y tu desempeño.

La videncia, puede ayudarte a resolver esto, dándote las respuestas que necesitas para cambiar las circunstancias o mantenerte firme contra ellas. Todas estas ventajas de la videncia, te servirán para encontrar estabilidad y mejorar todo lo que haces.

Señales de que tienes que buscar una nueva vidente

Siempre hay personas que buscan aprovecharse de los demás. En el ámbito de la videncia, sobran los individuos que se hacen pasar por clarividentes expertos, para ganar dinero.

Todos los videntes tienen sus características, pero los buenos son reconocibles. En primer lugar, una persona que no sea vidente de verdad, estará muy pendiente del precio de la consulta y se enfocará mucho en ella y te lo hará saber.

Ten mucho cuidado con esto, porque un verdadero clarividente, no abusará de este tema, más bien se centrará en obtener respuestas a las preguntas que tengas para él. También fíjate en si habla demás.

El exceso de palabras o los discursos muy largos, solo hacen que los minutos pasen y, lo usual, es que estas personas cobren de acuerdo al tiempo de duración de la consulta. Los buenos videntes, van directo al grano.

Otro aspecto que debes conocer, es si el vidente trabaja o no, con gabinete. Un gabinete, consiste en un grupo de personas que atienden el teléfono y realizan las predicciones. Estos servicios, suelen ser más costosos y nada te garantiza que hables con un clarividente real.

Una buena profesional, puede ser una vidente sin cartas y sin gabinete, que te atienda ella misma. En estos casos, la vidente se esforzará para que tengas una buena consulta, porque ella misma es la que gestiona su negocio.

Los verdaderos clarividentes, son aquellos que tienen como objetivo principal, ayudarte con todos los problemas que estás teniendo.

La videncia y el amor

El amor, puede ser uno de los temas de las sesiones de videncia, más frecuentes. En cuestiones de amor, hay muchas interrogantes y las personas tienen la necesidad de saber qué ocurrirá en sus vidas con la persona a la que quieren.

Acercarse a una vidente y empezar a preguntarle sobre el amor, ayuda a mucha gente a tener esperanza y a cerrar ciclos.

Los negocios, también son otro tema de gran importancia. Como se puede hacer preguntas sobre cualquier cosa, averiguar cómo va la situación laboral, es otro tema que se pide mucho. Con lo que logras obtener de las sesiones de clarividencia, puedes hacer ciertas actividades, de manera diferente.

La videncia es una habilidad que se debe desarrollar. No consultes a cualquier vidente, escoge a aquellos que pueden ofrecerte lo mejor de sí mismos y no olvides hacer las preguntas que necesites.